La transformación del Capitán America

· 3 min de lectura
La transformación del Capitán America

Capitan America - Chris Evans

El actor Chris Evans tuvo que lograr una mágica evolución en su físico, con varios kilos, para convertirse en un superhéroe.

Capitán América fue uno de los superhéroes más populares en la época dorada del cómic de los años 40 y 50. Creado como un símbolo puramente patriótico, el personaje apareció por primera vez en “Captain America Comics #1” en marzo de 1941, y la portada ya dejaba clara la intención del personaje: en la imagen se veía al superhéroe propinándole un puñetazo a Adolf Hitler.

Ahora, 70 años después de su creación, el público pudo sumergirse desde la semana pasada en “Capitán América: el primer vengador”. El argumento se basa en un debilucho huérfano llamado Steve Rogers que sueña con luchar para su país en la guerra contra los nazis.

Después de ser rechazado en varias ocasiones, su suerte cambia cuando es elegido para participar en un experimento secreto del gobierno que busca crear súper soldados. El suero que le inyectan lo convierte en un soldado fornido y hábil, todo un héroe en el campo de batalla.

Para la transformación del personaje, el actor Chris Evans aumentó su masa muscular en 7 kilos convirtiéndose en el “perfecto espécimen humano”, según el director Joe Johnston.

Todos los directivos involucrados en el proyecto estaban felices con el trabajo físico de Evans, pero entonces se encontraron con un problema: Chris era demasiado grande y fornido para interpretar a Steve Rogers, el joven delgado del comienzo de la historia. ¿Cómo transformarían a este hombre con un físico impresionante y 1,80 de altura en el esquelético Steve de tan solo 40 kilos de peso?

No era la primera vez que Hollywood se enfrentaba a este dilema. Recordemos en el año 2000 cuando el equipo completo de “Náufrago” se tomó un año de descanso para permitir a Tom Hanks que perdiera los más de 20 kilos que había aumentado y así convertirse en el convincente superviviente que todos vimos en la película.

Pero en esta ocasión, el equipo de «Capitán America» no podía abandonar el rodaje un año completo por varios motivos: el alto presupuesto invertido en el proyecto, que Steve Rogers es demasiado delgado y pequeño para la figura natural de Evans y porque una vez acabado el rodaje el actor debía continuar en la piel del superhéroe para la secuela “Los Vengadores”.

Por ello, en un principio optaron por la técnica que David Fincher utilizó en “El curioso caso de Benjamin Button”  para rejuvenecer a Brad Pitt, y en “La red social” para duplicar a Armie Hammer como el gemelo de Tyler Winklevoss. La técnica consistía en colocar digitalmente la cabeza de Armie en el cuerpo del actor Josh Pence.

Con esta opción en mente, el director contrató a un doble para reemplazar el cuerpo de Evans e hicieron una prueba en una escena donde Steve Rogers está acostado sobre una camilla. Pero rápidamente se dieron cuenta que la técnica no funcionaría.

“Chris se mueve de una forma única, nadie se mueve como él”, explicaba Johnston a la agencia Reuters. “El doble no podía moverse como él. Aunque observó a Chris e intentó imitarlo, no era lo mismo”.

Y ASÍ APARECIÓ EL “REDUCIDO” STEVE ROGERS

A Chris Evans no le gustaba la idea de que otro actor pudiera interpretar los inicios del personaje. “El comienzo es crucial para que la audiencia conozca a Steve y no quería compartir esa parte de la actuación con otro actor”, declaraba Evans.

El director estuvo de acuerdo con él y decidieron probar una técnica de “reducción” física con ordenadores que básicamente eliminaban partes del físico de Evans en la pantalla. “Rodamos unas 250 secuencias de Chris y utilizamos tecnología digital para empequeñecerlo a lo que llamamos ‘el delgado Steve’”, explicaba Johnston.

Lo que hicieron fue tomar el físico de Chris Evans y reducir digitalmente la línea de su mandíbula, su esqueleto y reducir el tamaño de su espalda. Pero el siguiente problema apareció cuando descubrieron que al reducir al Evans real, se quedaban con un escenario con partes vacías por detrás.

Por ello tuvieron que grabar las escenas sobre pantallas verdes para sobre-imponer el escenario detrás del fornido Chris Evans una vez que lo reducían a la versión de Steve Rogers.

Complicado, ¿no? El resultado, sin embargo, es muy impresionante como pueden comprobar aquellos que vean la peli en los cines. /ar.omg.yahoo.com

Artículos Relacionados

Murió jugando Video Juegos
· 1 min de lectura
Las 5 esposas mas crueles del mundo
· 2 min de lectura
Infórmate Informalmente cuenta contigo
· 1 min de lectura
Video: Entregan niño muerto, que está vivo
· 1 min de lectura
Insólito: Bebé de 1 año Embarzada
· 1 min de lectura
Cameron Díaz embarazada
· 1 min de lectura