Bachiller y millonario el mismo día.

· 3 min de lectura
Bachiller y millonario el mismo día.

De izquierda a derecha; Ronald Guzman, Miguel Andújar, Dawel Lugo y Eric Valdez.

 

 

 

 

 

 

El pasado 2 de julio fue un día inolvidable para el prospecto Ronald Guzmán. En horas de la mañana firmaba un contrato de 3.5 millones de dólares con Texas, mientras que en la tarde se graduaba de bachiller en la ciudad de La Vega.

Para Guzmán, de 16 años, fichar con los Vigilantes es un sueño que se cumple, mientras que graduarse en la secundaria, es una plataforma para en el mañana convertirse en todo un administrador de empresa, en caso de que no pueda convertirse en un profesional del béisbol.

“Nadie sabe que me puede deparar el futuro en caso de que no logre el sueño anhelado de todo joven que logra un contrato con un equipo, que es llegar a las Grandes Ligas”, dijo Guzmán. “En caso de que no llegue a hacerlo, me iré a la universidad a estudiar administración de empresa, carrera por la que siempre he mostrado pasión”, agregó.

El joven talento, que estudió en el colegio Santo Tomás de Aquino, se ubicó entre uno de los mejores prospectos dominicanos fichado por una organización de béisbol de las Mayores con un bono que supera los tres millones de dólares.

“Desde pequeño siempre fue un apasionado por la pelota. En muchas ocasiones lo llamaba a comer, pero seguía en su juego. No me ponía atención y tenía que ir a buscarlo. Luego regresaba a la casa a comer, pero con su pelota a su lado”, expresa Margarita Cepeda, madre de Guzmán.

Sus inicios en el béisbol se registran en el Country Club de La Vega.

De la mano de Fausto Rosario, un doctor que tenía un pequeño estadio improvisado en ese espacio de recreación, Guzmán recibió los conocimientos de este deporte, los que aprovechó en su totalidad.

“Lo llevaba desde los seis años al estadio. De ahí en adelante le dábamos el seguimiento necesario hasta que logró desarrollarse al lado de un grupo de personas quienes lo adiestraron, entre estos Eddy Robles, quien es su entrenador”, expuso su padre, Manuel Guzmán.

El joven prospecto dio sus primeros pasos en el béisbol como lanzador, pero más tarde fue cambiado a jardinero, posición en la que aún se desempeña.

“En el colegio siempre pedía permiso para ir a las prácticas, solicitud que era dada por los directores. Era una pasión grande la que sentía cuando pequeño jugando béisbol. Ellos fueron consecuentes conmigo y me daban su respaldo”, indicó Guzmán.

Las peripecias de Dawel Lugo

El caso de Guzmán es diferente al de Dawel Lugo, quien en su natal Baní se pasaba gran parte del día detrás de una manada de chivos, jugando vitilla y de vez en cuando, bateando almendras.

Así nace la pasión del joven prospecto en inclinar la balanza deportiva por el béisbol. “Siempre estaba detrás de los chivos”, dijo Lugo, quien reside en la comunidad de Catalina de la ciudad sureña. “Incluso había un pequeño estadio en el que nos divertíamos jugando vitilla y bateando almendras junto a otros niños del entorno”, agregó.

Lugo, al igual que Guzmán, es uno de los seis prospectos de la “Dominican Prospect League” firmados por varias organizaciones de las Grandes Ligas por diversos montos. El joven banilejo recibió un bono de 1.3 millones de dólares por parte de los Azulejos de Toronto. Es la firma más grande otorgada en Latinoamérica para un paracorto durante el período de “Julio 2”.

Los demás prospectos que fueron firmados son Manuel Marcos, jardinero que recibió un bono de 800 mil dólares por los Medias Rojas de Boston; Miguel Andújar, un antesalista de San Cristóbal, obtuvo 750 mil dólares por parte de los Yankees de Nueva York; el centrocampista Luis Reynoso, quien pactó por 700 mil dólares con los Astros de Houston, y Eric Valdez, un patrullero que acordó por 325 mil dólares con los Gigantes de San Francisco. Varios de estos prospectos recibieron contratos que están por encima de algunos dominicanos que accionan en las Mayores, como Bartolo Colón, de los Yankees, cuyo contrato es por un millón de dólares.

A la espera del físico

Nomar Mazara sorprendió a muchos con el contrato logrado el pasado sábado por parte de Texas, organización que estuvo agresiva en la firma de prospecto en América Latina. Un ejecutivo de Texas dijo a El Caribe que el contrato se oficializará luego de que el adolescente jardinero cumpla con los requerimientos físicos al que será sometido en las próximas horas en Texas.

El pasado sábado registró cinco millones de dólares, el bono más alto alcanzado por un prospecto dominicano, superando el obtenido por Michael Inoa (US$4.25 millones) con Oakland en 2008.

Artículos Relacionados

Increible: video en que hamaca se mece sola
· 1 min de lectura
Murió el periodista deportivo David Caba
· 1 min de lectura
El turno de Ferrari.
· 4 min de lectura

Video de la pelea de David Ortiz

[pro-player width=’530′ height=’253′ type=’video’]http://www.youtube.com/watch?feature=player_

· 1 min de lectura
Jeter llegó a los 3000 hits.
· 1 min de lectura