Maestros caribeños en NY enfrentan deportación

· 2 min de lectura
Maestros caribeños en NY enfrentan deportación

 

Los profesores de Jamaica, Trinidad y Tobago o República Dominicana fueron traídos a Nueva York hace una década a través de un programa del Departamento de Educación de la ciudad que les prometió facilitarles un camino hacia la ciudadanía, sin embargo aun no cuentan con residencia permanente.

Algunos de los visados de trabajo H1B que tienen expirarán pronto y sin una extensión o la obtención de la residencia permanente, podrían ser deportados.

«He estado esperando varios años», dijo Judith Hall, una maestra de español jamaiquina que enseña en una escuela del Bronx. «Nos sentimos muy tristes porque es difícil para nuestras familias».

En las escalinatas del ayuntamiento de la ciudad, Hall y una treintena de maestros caribeños pidieron el jueves a las autoridades que no les olviden. A ellos se unieron concejales, activistas y funcionarios estatales y federales.

Jumaane Williams, un concejal de Brooklyn de origen haitiano, dijo que los educadores llevan demasiado tiempo «en un limbo».

«No han recibido lo que se les prometió», dijo Williams a los medios de comunicación frente a los educadores, que llevaban carteles con frases como «Protejan a nuestra familias».

El Departamento de Educación se defendió diciendo que lleva tiempo trabajando en el tema y que se compromete a solucionarlo.

«La oficina del alcalde y el Departamento de Educación reconocen las vitales contribuciones de profesores internacionales a las escuelas de la ciudad y a los niños de la ciudad. Estamos comprometidos a identificar y trabajar para encontrar soluciones prácticas que ofrezcan la residencia permanente a nuestros maestros internacionales», dijo en un comunicado Fatima Shama, comisionada de la Oficina de Asuntos del Inmigrante de la ciudad, quien habló en nombre del Departamento de Educación.

Los maestros llegaron a la ciudad en el 2001 como parte de un grupo de 721 maestros internacionales contratados. Todos llegaron con un visado J1 de intercambio profesional que después se convirtió en el H1B laboral. Ambos son temporales.

La ciudad decidió buscar profesionales extranjeros para sus escuelas cuando éstas no contaban con suficientes profesionales. El objetivo del programa era diversificar a los empleados y aportar nuevos conocimientos al sistema local.

El problema es que ahora las escuelas de la ciudad enfrentan serios recortes presupuestarios y los directores de las instituciones prefieren contratar a profesores nuevos porque pueden pagarles salarios bajos, dijo Hall y otros maestros.

La Federación Estadounidense de Maestros emitió en el 2009 un reporte que indicaba que 19.000 profesores que trabajan en Estados Unidos lo hacen con visados temporales.

El senador hispano Gustavo Rivera del estado de Nueva York dijo que ha recibido llamadas de profesores preocupados.

«Me comprometo a trabajar con los funcionarios correspondientes para asegurar que estos extranjeros que trabajan duro para nuestros estudiantes puedan permanecer en Estados Unidos», señaló.

 

Artículos Relacionados

Anonymous atacó el sitio web del Vaticano
· 1 min de lectura
Estaba borracha y asfixió su bebé
· 1 min de lectura
No entendía el dolor de cabeza
· 1 min de lectura
Gente con VIH obligada a comer excremento de vaca
· 1 min de lectura