Djokovic superó a Tomic y va por el número 1.

· 2 min de lectura
Djokovic superó a Tomic y va por el número 1.

El serbio Novak Djokovic, número dos del mundo.

Logró el pase a las semifinales de Wimbledon tras imponerse al joven australiano Bernard Tomic por 6-2, 3-6, 6-3 y 7-5 en dos horas y 41 minutos.

Con su paso a semifinales, Djokovic iguala su mejor resultado hasta ahora en Wimbledon, que logró también en 2007 y 2010, en una temporada en la que se ha proclamado campeón en Australia y ha alcanzado la penúltima ronda en Roland Garros.

Tomic, que en tercera fase se deshizo del quinto cabeza de serie, el sueco Robin Soderling, era el tenista más joven del cuadro este año en Wimbledon y, con 18 años y 251 días, el cuartofinalista con menos años en el All England Club en el último cuarto de siglo, después de que Boris Becker llegara hasta esta fase en 1986 con su misma edad.

Djokovic rompió en el primer juego el servicio de Tomic, que cometió demasiados errores no forzados al principio del duelo y se mostró impreciso en sus primeros saques, si bien servía con más potencia que el serbio.

Tras anotarse Djokovic el primer set, el guión del encuentro dio un giro completo en una segunda manga en la que Tomic, desperezado, afinó su puntería en los primeros servicios, rompió pronto el saque de Djokovic, y supo contrarrestar las embestidas del número dos para terminar imponiéndose por 3-6.

Era el segundo set que perdía Djokovic en el torneo, después del que le arrebató el chipriota Marco Baghdatis en tercera ronda. El joven australiano aprovechó la inercia ganadora para situarse con una ventaja de 1-3 en el tercer set, ante un Djokovic que, aunque plantaba cara, mostraba cierta impotencia y reclamaba constantemente el juicio el Ojo de Halcón, que confirmaba las bolas del australiano.

A partir de ahí, volvieron las inseguridades de Tomic, que no conseguía acertar en los primeros servicios y fallaba demasiadas bolas en el peloteo, lo que le permitió al serbio dar la vuelta al marcador y ganar el tercer set por 6-3.

El australiano, que todavía no había dicho su última palabra en el encuentro, tensó de nuevo el duelo al romper el servicio de Djokovic para adelantarse de nuevo en un cuarto set en el que, con serias dificultades, se terminó imponiendo el serbio por 7-5.

Djokovic tenía a su favor tanto la experiencia en el circuito como la estadística, y saltó hoy a la pista con el precedente de no haber perdido nunca en un gran torneo contra un jugador situado por debajo de los cien primeros del ránking. Su peor derrota fue en 2008, en la segunda ronda de Wimbledon, contra Marat Safin, que ocupaba entonces el puesto 75°.

Tomic, que se había deshecho en la tercera ronda del cabeza de serie número cinco, el sueco Robin Soderling, en tan sólo tres sets, comenzó el campeonato en el puesto número 158 del ránking de la ATP, una lista en la que ascenderá hasta la posición 72 tras su participación en Wimbledon.

 

Artículos Relacionados

Murió el periodista deportivo David Caba
· 1 min de lectura
El turno de Ferrari.
· 4 min de lectura

Video de la pelea de David Ortiz

[pro-player width=’530′ height=’253′ type=’video’]http://www.youtube.com/watch?feature=player_

· 1 min de lectura
Jeter llegó a los 3000 hits.
· 1 min de lectura
Red Bull al frente.
· 2 min de lectura