Decidido a cumplir con las expectativas.

· 4 min de lectura
Decidido a cumplir con las expectativas.

Carlos Santana lleva una gran responsabilidad en Indios.

Para un muchacho de 25 años con menos de una temporada completa en Grandes Ligas, Carlos Santana lleva una gran responsabilidad en los Indios de Cleveland.

No sólo es receptor titular la Tribu, con la tarea de manejar un cuerpo monticular, sino también es cuarto bate del equipo, con todas las expectativas que eso conlleva.

Pero el dominicano toma las cosas con calma, aun cuando no ha rendido al bate como él quisiera.

«Sabes que esto es lo máximo, Grandes Ligas», le dijo Santana a LasMayores.com. «He pasado experiencias buenas como malas. He tenido momentos buenos y he tenido momentos malos. Así es el beisbol. Nadie es perfecto.»

Cuando Santana habla de los altibajos que ha vivido este año, se refiere a un promedio de .225 que en el papel no luce muy bonito que digamos. Pero hay que recordar que lleva porcentaje de embasarse de .357, con 10 cuadrangulares y 33 vueltas remolcadas.

Para el manager de los Indios, el también quisqueyano Manny Acta, el progreso de Santana es aceptable, tomando en cuenta las circunstancias.

«Aparte de su promedio de bateo, estamos satisfechos con lo que hemos visto de Carlos hasta ahora», manifestó el piloto. «Tiene porcentaje de embasarse por encima de .350, tiene 10 jonrones y está segundo en el equipo en empujadas (detrás del venezolano Asdrúbal Cabrera).»

En el caso de Santana, parte del problema podría ser el retraso que sufrió en el invierno del 2010-11. Todo el mundo recuerda el choque en el plato del pasado 2 de agosto en Boston con Ryan Kalish, que tumbó al dominicano y le causó una fuerte lesión en la rodilla izquierda. Ahí mismo terminó la temporada de Santana, cuando iba bastante bien como novato con promedio de .260, porcentaje de embasarse de .401, seis jonrones y 22 empujadas en 150 turnos.

Tuvo que ser operado y la rehabilitación le tomó mucho tiempo.

«No hice nada en el offseason (temporada muerta)», afirmó el bateador ambidextro, quien también juega de vez en cuando en la inicial. «Fue un poco dificultoso para mí, ya que no practiqué y no llegué en plena forma al spring training

En ciertos momentos Acta ha sacado del lineup a Santana para que despeje la mente. Pero en estos momentos eso no es una opción para el capataz, cuyos Indios están luchando con los Tigres por el primer lugar de la División Central de la Liga Americana. Tampoco se le puede decir que no tenga que cargar con una gran responsabilidad en la ofensiva, ya que Travis Hafner y Shin-Soo Choo, dos cañones clave del lineup de Cleveland, se encuentran fuera de acción por lesión.

«No tenemos el lujo de ponerlo ahí y decirle que se relaje», expresó el piloto. «No tenemos a Travis y no tenemos a Choo. (Santana) va a tener que lidiar con todo lo que le pidamos, y él acepta que tendrá que tomar las cosas día por día. En eso ha hecho un gran progreso.»

DETRÁS DEL PLATO
En su cuerpo de instructores, Santana y los Indios cuentan con Sandy Alomar Jr. como coach de primera. El boricua fue uno de los mejores receptores defensivos de su época y ha monitoreado de cerca el progreso del dominicano detrás del plato.

«Poco a poco ha mejorado», le dijo Alomar a LasMayores.com. «Ha bloqueado muy bien, ha recibido muy bien. No ha sacado a los corredores que debería con su brazo, pero en eso se considera también el tiempo que toma el pitcher para lanzar hacia el home plate.»

Santana lleva «efectividad de cátcher» de 4.23, noveno en la Liga Americana. De 42 corredores que han intentado el robo ante el oriundo de Santo Domingo, 33 han llegado quietos. En ese sentido, Santana está en el octavo lugar del Joven Circuito con el 21% de los corredores «cazados».

«Tenemos que recordarnos que es un proceso largo, porque nada más tiene cuatro años cachando y es muy difícil en cuatro años tú perfeccionar muchas cosas», dijo Alomar. «Hemos trabajado en unas cuantas cosas como su transporte de la bola del guante a la mano. Ha mejorado mucho en el bloqueo de los lanzamientos.

«Tiene el ‘plato lleno’ porque está aprendiendo a recibir en Grandes Ligas», continuó el hermano del nuevo inmortal de Cooperstown, Roberto Alomar. «Tiene que conocer a los bateadores de los otros equipos y a sus propios lanzadores, y tiene que estar de cuarto bate.»

EXPECTATIVAS Y EL APOYO DE SU MANAGER
Después de quemar los circuitos minoritarios primero con la organización de los Dodgers y luego la de los Indios (fue parte del cambio por Casey Blake en julio del 2008), Santana participó en el Juego de las Futuras Estrellas del 2009 y llegó a Grandes Ligas el año pasado con muchas expectativas. El mismo cátcher parece ponerse un estándar bien alto, y pese a la aprobación que ha recibido de su manager, luce inconforme con lo que ha hecho.

Pero lo que claramente no le falta es confianza.

«Las cosas no han salido como la gente o la gerencia espera, pero creo que vamos a estar mucho mejor de ahora en adelante. Sé que tengo mucha habilidad», dijo. «Tengo mucho talento, lo que quiero tener es la experiencia. En el béisbol todo es la experiencia.

«Hay tiempos malos y tiempos buenos», agregó. «Pero hay que seguir trabajando, nunca bajar la cabeza, estar positivo y tratar de ayudar al equipo.»

Acta piensa en términos similares.

«Le continuamos diciendo que aun cuando las expectativas son más altas (de lo que ha hecho), nadie aquí está inconforme con él», expresó el petromacorisano. «El hecho de que sigue como nuestro cuarto bate demuestra eso.»

 

Artículos Relacionados

Jeter llegó a los 3000 hits.
· 1 min de lectura
David pelea con Gregg y lo expulsan.
· 1 min de lectura

Aficionado muere tras caer de las gradas en las Grandes Ligas.

Los Rangers de Texas anunciaron que un aficionado murió luego de caer de las gradas al intentar atrapar una pelota

· 1 min de lectura
Cuanto cuesta la preparacion de cada niño.
· 3 min de lectura
Bachiller y millonario el mismo día.
· 3 min de lectura